Quiborax: apuntan a que Mesa pague "con sus bienes"

El ministro de Economía, Mario Guillén, responsabilizó al expresidente Carlos Mesa por el caso que costó $us 42,2 millones al país. “El objetivo de las acciones judiciales persigue el resarcimiento”, dijo.
El expresidente Carlos Mesa - Ministro Mario Guillen. Foto: Opinión.




El Gobierno apunta a que el expresidente Carlos Mesa compense los 42,6 millones de dólares que el Estado perdió en el juicio ante la empresa Quiborax. El ministro;de Economía, Mario Guillén, dijo que el exmandatario debe pagar “con sus bienes y no solamente con sus bienes”. El abogado de Mesa sostiene que el responsable es el actual Gobierno por su “pésima defensa” de los intereses nacionales.

“Los procesos que se han iniciado contra el expresidente (Carlos) Mesa van justamente en el sentido de la recuperación de estos 42 millones. Porque si producto de una mala actuación como es lo que ha pasado en este tiempo, nosotros tenemos que pagar 42 millones, entonces alguien ha actuado mal”. Así respondió ayer Guillén a la consulta de un posible juicio civil contra el exdignatario para que él reponga el monto ya pagado por el actual Gobierno.

Más adelante, el ministro explicó: “En realidad ese es el objetivo, el objetivo de las acciones judiciales que se han iniciado persiguen el resarcimiento del daño económico al Estado”. Y este pago de resarcimiento ¿podría implicar la anotación de bienes de Mesa? “No solamente sus bienes, sino hay que ver cómo él puede pagar eso ¿no?”, fue la respuesta de la autoridad.

A inicios de este mes, la Fiscalía presentó el requerimiento acusatorio para dar inicio al juicio de responsabilidades en contra de Carlos Mesa. La acción fue realizada ante la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Sucre.

De acuerdo con el procedimiento, si la Asamblea Legislativa determina el inicio de juicio de responsabilidades, el Ministerio Público comenzará la etapa de investigación correspondiente.

Los cargos por los que se instauró la denuncia son resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes; incumplimiento de deberes y conducta antieconómica. Si este juicio prospera, Mesa deberá pagar los 42 millones de dólares.




El abogado de Mesa, Carlos Alarcón, niega la responsabilidad del expresidente. “Esto no corresponde de ninguna manera a la responsabilidad del expresidente Mesa, sino más bien corresponde a una corresponsabilidad entre los dueños chilenos de estas empresas, que con el actual Gobierno nacional han llevado adelante desastrosas negociaciones y una pésima defensa por parte del gobierno”.

Bolivia perdió el juicio que sostenía desde 2006 contra la empresa chilena Quiborax , después del último fallo pronunciado por el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), un organismo del Banco Mundial (BM) para resolver este tipo de conflictos.

Alarcón asegura que demostrarán con pruebas ante “el verdadero juez” en este caso: la opinión pública, para que sea ésta la que saque las conclusiones.

“Daremos a conocer que los verdaderos causantes han sido el Gobierno nacional con nivel de complicidad, como se comprobó en 2016, cuando trabajaron con los abogados chilenos”, indicó el jurista.
Fuente: Página Siete




Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información