Denuncian que Evo entregó escuela con deterioro en Coroico

El presidente Evo Morales entregó ayer la unidad educativa Nueva Esperanza, ubicada en la comunidad Santiago Grande, Coroico, sin equipamiento ni el mobiliario respectivo y luego de dos años de deterioro, denunciaron una concejal y un dirigente de la zona.
Las obras del colegio de Quilo Quilo, en Coroico, se iniciaron en 2016 pero hasta la fecha no se concluyen. | Mónica Quispe.




La infraestructura, que demandó 6,2 millones de bolivianos para la edificación de 12 aulas, oficinas, laboratorios y una cancha polifuncional, fue iniciada en 2016, concluida en 2017 y refaccionada y entregada en enero de 2018. Fue ejecutada por el Programa “Bolivia Cambia” de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE). Pero recién este año, con dos de demora, fue “inaugurada” por el presidente Morales.

Sin embargo, durante el acto público en la región de los Yungas, el jefe de Estado destacó la infraestructura al sostener que los establecimientos educativos que construye el Gobierno “ahora son de calidad tanto en las ciudades como en el área rural” para brindar las mejores condiciones a los estudiantes.

“Al ver este colegio levanta mucha emoción, (por) primera vez en la historia de Bolivia van llegando obras de impacto, colegios modelo con equipamiento”, refirió durante su discurso en el acto de entrega que fue transmitido por el canal estatal.

Sin embargo, los dirigentes y autoridades del sector sostienen que la consolidación de la construcción pasó por muchos percances, que van desde la ubicación porque está en pleno monte, hasta la calidad del material que se utilizó en la misma. Existen imágenes de la infraestructura con deterioro y que fue acondicionada sólo para que Morales haga la entrega oficial.

Los Tiempos conversó con el dirigente de Santiago Grande, Ángel Ticona, quien participó del acto oficial, y la concejal de Coroico Mónica Quispe del Frente Para la Victoria (FPV), quienes afirmaron que sólo se inauguró la infraestructura y que no cuenta con mobiliario ni equipamiento.
La obra fue concluida en 2018 y ya presenta deterioro. | Mónica Quispe.




“No hay (equipamiento), hemos tenido muchos problemas con la obra (...), pero esperamos el compromiso del Presidente”, reconoció Ticona.

En tanto la concejal Quispe coincidió con el dirigente e indicó que “no tiene mobiliario, equipamiento, no tiene ni papeles de funcionamiento”, dijo y presentó imágenes de la inspección que realizó antes.

Afirmó que sólo arreglaron la escuela para la inauguración y que no podrá ser utilizada este año porque “está todo vacío”.

No hay estudiantes
Por otra parte, pusieron en duda el alumnado que asistirá a la nueva unidad educativa, toda vez que las comunidades aledañas tienen sus respectivos centros educativos.

“Ahí viene un conflicto, las comunidades no están dispuestas a enviar a sus hijos a otras comunidades porque tienen sus propias escuelas”, dijo Quispe.

Explicó que la obra fue construida en una zona alejada y sin accesos. En la comunidad ya hay una escuela con 45 estudiantes y la nueva estructura tiene capacidad para 360.

En 2016, junto con esta escuela, comenzó la construcción de otra unidad educativa en la comunidad de Quilo Quilo, con similar inversión, pero la infraestructura no avanzó ni 50%. Quedó en obra gruesa y el deterioro es notable.
La infraestructura entregada ayer en Santiago Grande. | ABI.




2 colegios en Coroico. En 2016 la UPRE inició la construcción de dos unidades en Coroico,  pero sólo uno fue terminado y tiene varias observaciones.
Fuente: Los Tiempos
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información