Domingo Soto: “Alguien me ha hecho una trampa en la terminal aérea, esa es mi conclusión”

El diputado suplente potosino Domingo Soto cuenta su verdad, dice que tomó poco y que algo pasó. No quiere acusar a nadie, pero dice que investigará lo ocurrido.
El diputado Soto. Le llovieron memes.




¿En qué momento comenzó a beber, diputado?
En la recepción, después de la parada militar. Yo estaba ahí compartiendo con los colegas como una persona normal y más de eso no recuerdo. Le digo, no recuerdo cómo volvimos a la terminal aérea, no me han dejado pasar. No entiendo, en esos momentos que yo estaba en esas condiciones, nadie me brindó una ayuda, nadie. Pareciera que lo que hicieron fue mirarme y sacarme fotos para mandarlas a las redes sociales...

¿Solamente en esa recepción o luego se fue a algún local como esos donde venden chicha en Cochabamba?
No, yo no acostumbro a ir a ninguna chichería, no conozco. Tengo 14 años en mi vida de dirigente, he caminado por todo el país. Le aseguro que jamás me pasó algo así.

¿Tomó mucho, qué le pasó?
Supongo que alguien me ha hecho una trampa justamente en la terminal aérea, esa es mi conclusión. Yo no estaba tirado en la calle, estaba dentro del aeropuerto. Lo que no entiendo es en qué momento me he sacado la ropa que llevaba y cómo aparecí vestido nuevamente. Si usted se da cuenta, en la foto estoy enmanillado con las manos atrás. Cómo fue que dejaron que me fotografíen y no me brindaron seguridad como autoridad nacional. Lo que hicieron fue hacerlo viral en las redes sociales sin pensar que tengo una familia, un hogar establecido.

¿Qué tomaron?
Hemos tomado whisky.

¿No mezcló otros tragos?
No, ni siquiera tomé un vaso de gaseosa, solo uno de whisky.

Pero diputado, discúlpeme, usted llegó al aeropuerto en completo estado de ebriedad, ¿cómo explica eso?

Yo recuerdo que he tomado tres vasos, no más. A mí no me gusta consumir bebidas alcohólicas. La verdad es que no recuerdo cómo llegué al aeropuerto y qué pasó ahí. Pido mil disculpas a la opinión pública, porque no estaba en estado consciente. No fui el único que estaba en esa condición, pero la prensa llegó en minutos, me hicieron esta maldad.

¿Quién pudo ser?
Solo tomé tres whiskys, estaba con mis colegas y alguien me hizo esta maldad. La prensa llegó en minutos. Quien lo hizo tendrá que rendir cuentas ante Dios. Dañaron a mi familia.

La verdad es que no recuerdo qué pasó en el aeropuerto y cómo llegué hasta ahí”.
Fuente: El Deber




Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información