Parra: Quieren que culpe del FONDIOC a ONG y a la Iglesia

La exdirectora lamenta no poder ver a su familia ni continuar con sus estudios de derecho. Asegura que no tiene recursos económicos y que por eso no tiene abogado.
Elvira Parra, exdirectora del Fondo Indígena, en una audiencia cautelar. Foto:Archivo / Página Siete.




Elvira Parra, exdirectora ejecutiva del Fondo Indígena, cumplirá este 5 de marzo cuatro años en la cárcel, sin sentencia y con 15 procesos penales en su contra, todos  por el polémico caso FONDIOC.

En ese tiempo escribió un libro, le ofrecieron ayuda para publicarlo pero con la condición de “lanzarse” contra las ONG y la Iglesia, asimismo “limpiar” de toda responsabilidad a Felipa Huanca, la exdirigente de las Bartolinas y excandidata del MAS a gobernadora de La Paz.

"Bien animada concluí mi libro. Vino don Adolfo Gustavo Morales, ofreció ayudarme, le entregué una copia del libro, me dijo que buscará financiamiento”, relata Parra a Página Siete y agrega que Morales le llevó al penal “buenas noticias”, pues logró conseguir los recursos para mandar a imprimir “la verdad sobre el FONDIOC”, pero el libro nunca fue impreso.

Me dijo que debía defender a Felipa Huanca, que diga que a ella la acusaron sin razón de malversación de fondos. Entonces le dije: Quién soy yo para defender a doña Felipa Huanca, si no sé nada, quien soy yo para defenderla. Rechacé esa propuesta”, dijo.

Otra de las exigencias -dijo Parra- fue que debía acusar a entidades como las ONG y la Iglesia Católica del millonario desfalco en la entidad indígena. “Me dijo que en mi libro debo lanzarme contra las ONG, la Iglesia católica. No puedo  hacer eso, he descartado esa propuesta y ahora no tengo quién me apoye para publicar mi libro”, afirma Parra que no oculta su tristeza.

Para Parra, ésta es otra injusticia más en su vida. Insiste en su inocencia y lamenta el lento trabajo del Ministerio Público, pues a casi cuatro años de estar en la cárcel no tiene sentencia ni una acusación formal.

Ante ese panorama, dice Parra, su abogada le sugirió que admita su culpa y se someta a un juicio abreviado para recuperar su libertad y de esa forma retornar al seno de su familia.

Jamás pedí dinero, no me enriquecí ni beneficié a nadie, todas las acusaciones son falsas. Mi abogada me pidió que me culpe, eso será difícil, no puedo mentir, eso es uno de mis principios”, afirmó la exdirectora del Fondo Indígena, quien señala que  su situación es crítica, en especial en lo financiero, pues no tiene recursos económicos para contratar un abogado.

“No tengo por qué culparme, lo único que me queda es pedir a Dios que me designe un abogado de la defensa pública para demostrar mi inocencia. Tengo fe, confianza en Dios, sé que tarde o temprano esto se va solucionar”, dijo Parra, quien lamenta no poder ver a su familia ni continuar con sus estudios de derecho.




Un coliseo para instalar un juicio oral por el caso Fondo Indígena
La exdirectora ejecutiva del Fondo Indígena  Elvira Parra  aseguró que para instalar un juicio por el caso FONDIOC se requerirá un coliseo, pues deben declarar como testigos los representantes de los 153 proyectos observados.

Son 153 proyectos que se traducen en 153 casos, entonces tendrá que haber abogados de los representantes legales de la comisión de ejecución, de la comisión de administración que   recibieron recursos. En un juicio oral estarán cerca de mil personas, tendrán que contratar un coliseo, pero eso nunca va a pasar, pues la justicia no avanza”, expresó Parra.

Asimismo, lamentó el lento trabajo de la Fiscalía. Explicó que entregó al exfiscal Edwin Blanco  todas las pruebas documentales que demuestran su inocencia, pero no fueron adheridas al expediente.

“A Blanco le expliqué paso a paso todo el proceso que debían cumplir los pueblos indígena originario campesinos para que se beneficien con proyectos, pero él nunca adjuntó esos documentos”, afirmó la exdirectora ejecutiva.

Parra y Marco Antonio Aramayo, ambos exdirectores ejecutivos del Fondo Indígena, son los únicos que se encuentran en centros penitenciarios con detención preventiva desde 2015 por el millonario desfalco en el FONDIOC.

Ambos son acusados por malversación de recursos, incumplimiento de deberes  y enriquecimiento ilícito.
Fuente: Página Siete
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información