Expolicía prontuariado tenía detención domiciliaria y volvió a delinquir

En menos de un mes, el expolicía convertido en delincuente, conocido como el “Lequipe”, fue detenido dos veces por robos a domicilios en la ciudad de El Alto.
En un mes, dos detenciones. Fotos: Edwin Apaza.




Eliodoro Lequipe Navarro tiene un frondoso prontuario en la modalidad de “monrrero”. Ya estuvo en la cárcel de Chonchocoro y salió libre en enero de este año, pero eso no lo escarmentó y siguió delinquiendo, según reporte policial.

Fue capturado por la Policía a mediados de mayo, después de que se lo vínculo con varios robos a domicilios en El Alto. Entonces se informó que sus fechorías tenían la intención de financiar una recepción en su pueblo natal, Santiago de Callapa (provincia Pacajes), con miras a la fiesta patronal.

Sin embargo, a pesar del frondoso prontuario de Lequipe, un juez decidió que el antisocial no entre a la cárcel nuevamente y sólo cumpla con detención domiciliaria. Esa determinación judicial provocó la sorpresa de la Policía.

El coronel Limbert Coca de la FELCC informó que Lequipe tenía detención domiciliaria sin custodio y que, en esas condiciones, volvió a delinquir.

A inicios de junio se produjo un robo a un domicilio de la zona Senkata. Cámaras de seguridad, además de testigos, identificaron a Lequipe como el autor. La evidencia más clara es que la víctima del asalto vio “cara a cara” al antisocial y no tuvo dudas que se trataba del mismo.




La Policía, en coordinación con la Fiscalía, realizó un operativo en las pasadas horas y recapturó a Lequipe por segunda ocasión en menos de un mes. El sujeto estaba en su domicilio al momento de su aprehensión.

Varios antecedentes.
El “Lequipe” cuenta 12 a 13 antecedentes de robo y robo gravado, informó el coronel Coca.

Se conoce que el mismo era cabo de la Policía hasta 2008, año en que aprovechando sus vacaciones se juntó con una banda delincuencial que fue capturada y torturada por pobladores de Achacachi. En ese entonces fue dado de la baja de la entidad del orden.

Desde su baja de la Policía, Lequipe fu capturado en varias ocasiones y presentado como criminal ante los medios de comunicación.

El coronel Coca lamentó que la justicia sólo haya dado detención domiciliaria a Lequipe, a pesar de su frondoso prontuario. 

Exhortó a la justicia que ahora no deje en libertad a Lequipe. Señaló que este sujeto debe ir a la cárcel para precautelar la seguridad de la población.
Fuente: Erbol




Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información