[VÍDEO] Evo Morales autorizó quemas y desmontes

Incendios forestales ya alcanzaron 500 mil hectáreas de bosques y pastizales en la Chiquitanía y 12 comunidades se encuentran en peligro. El presidente Evo Morales sostiene que si las pequeñas familias no chaquean no tienen para comer.
Los brotes de incendio arrasaron 500 mil hectáreas de bosques.




El Gobierno, a través de la promulgación del Decreto Supremo 3973 el 9 de julio de este año, un mes antes que se descontrolaran los incendios forestales en la Chiquitanía, autorizó las quemas y desmontes.

Este decreto modificó el artículo cinco del DS 26075 del 16 de febrero de 2001, por el cual se determinó que “en los departamentos de Santa Cruz y Beni, se autoriza el desmonte para actividades agropecuarias en tierras privadas y comunitarias, que se enmarque en el manejo integral y sustentable de bosques y tierra, conforme a los instrumentos de gestión de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), y sus Planes de Uso de Suelo vigentes (PLUS)”.

“En ambos departamentos se permite las quemas controladas de acuerdo con reglamentación vigente, en las áreas clasificadas por el PLUS que así lo permitan”, señala la norma que fue promulgada en Beni y presentada ante la federación de ganaderos.

El presidente Evo Morales, durante una conferencia de prensa, ayer en Santa Cruz, dijo que es importante controlar el chaqueo, pero justificó que los pequeños productores chaqueen porque de lo contrario no tienen con qué sustentarse.

“Es importante el control del chaqueo pero también quiero que sepan si las pequeñas familias, pequeños productores si no chaquean, ¿de qué van a vivir? Es para maíz, media hectárea, es la situación del pequeño productor, máximo una hectárea de arroz para la sobrevivencia, ahora estamos en otros tiempos, hay que adecuar las normas, estamos en la mecanización”, cuestionó.

Desde enero de este año, han sido quemadas más de 900 mil hectáreas de bosques en Beni y Santa Cruz. Sólo en la Chiquitania son 500 hectáreas afectadas por el fuego.




La fundación Productividad Biósfera Medio Ambiente (Probioma) responsabilizó a la ABT y al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), por el desastre ambiental ocasionado en los bosques chiquitanos, después de haberse autorizado “quemas controladas” para la agricultura en suelos de vocación forestal.

Lamentablemente, la ABT y el INRA en complicidad de la Gobernación –que no hizo nada ni dijo nada y dejó hacer– han otorgado tierras para la ampliación de la frontera agrícola cuando estos suelos no son aptos para la agricultura, y lo peor es que la ABT otorgó permisos para quemas ‘controladas’, eso no existe porque la quema es un instrumento totalmente negativo para los suelos”, sostuvo a ANF el director de Probioma, Miguel Crespo.
Fuente: El Diario
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información