Democracia en peligro

Santa Cruz inició desde anoche un paro indefinido que será replicado en otros departamentos. La medida es en defensa de los resultados de la votación y en contra de un posible fraude.
VARIAS INSTANCIAS DE LA JORNADA DE REPRESIÓN POLICIAL QUE AYER EXPERIMENTARON CIUDADANOS PACEÑOS, EN SU MAYORÍA JÓVENES.




Multitudinaria marcha se registró en La Paz. La Policía nuevamente contuvo el movimiento con gasificación.

El Comité Cívico Pro Santa Cruz junto a representantes cívicos de varios departamentos y el Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade) convocaron ayer a un paro indefinido nacional. La medida fue adoptada con la finalidad de defender los resultados de la votación que habilitaba a una segunda vuelta entre Carlos Mesa y el candidato oficialista y presidente del Estado, Evo Morales.

Masivas protestas se registraron en La Paz, Tarija y Cochabamba, en la segunda jornada de movilizaciones contra el supuesto fraude que habría sido orquestado por el Gobierno para evitar ir a una segunda ronda electoral y que esta situación pone en riesgo la democracia de Bolivia.

En Tarija, dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL) y universitarios tomaron las instalaciones del Comité Cívico de Tarija y desconocieron al directorio que preside Carlos Dávila, por su presunta afinidad política con el partido oficialista.

En Cochabamba, un multitudinario cabildo se concentró en la plaza de Las Banderas. Posteriormente, un grupo de personas se trasladó a las instalaciones del Tribunal Electoral Departamental, donde fueron reprimidos por efectivos policiales antimotines.

En La Paz, una masiva marcha volvió a la vigilia en afueras del hotel donde se efectúa el recuento oficial, que hasta el cierre de la presente edición no concluyó al 100 %; pero cuyas proyecciones a través del sistema TREP le darían una victoria en la primera vuelta al MAS.

El polémico cómputo de votos movilizó a los nueve departamentos de Bolivia, en el entendido que se comete fraude y mientras el Comité Cívico de Santa Cruz junto a representantes cívicos de varios departamentos y el Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade) convocaron a un paro indefinido nacional a partir anoche. El Tribunal Supremo Electoral (TSE), a través de su titular María Eugenia Choque, rechazó las acusaciones de fraude; empero, el vocal y vicepresidente del TSE, Antonio Costas, presentó renuncia a su cargo de forma irrevocable. Envió una carta al presidente nato de la Asamblea Legislativa, Álvaro García, cuestionando la desatinada decisión de suspender la publicación del conteo de actas a través del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) que a su criterio desacreditó todo el proceso electoral.




En tanto, la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) afín al MAS, después de una reunión con el Jefe de Estado, llamó a preservar la victoria de Morales y culpó a la Mesa por los hechos violentos. Morales citó a una conferencia de prensa para hoy.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) determinó convocar de forma extraordinaria a los países que componen el bloque para tratar la crisis social que se generó después de las elecciones de Bolivia y las denuncias de fraude y la Unión Europea (UE), mediante un comunicado, expresó que tiene “serias dudas” respecto al conteo electrónico de votos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El vicesecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, afirmó que el gobierno de Donald Trump realiza seguimiento al proceso electoral en Bolivia, en especial y con más énfasis después de la interrupción de la Transmisión de Resultados Preliminares (TREP), hecho que generó protestas y convulsión a nivel nacional porque se descartó la segunda vuelta. El funcionario estadounidense pidió al Órgano Electoral restablecer la credibilidad y transparencia.

“Hacemos un llamado al TSE para que actúe inmediatamente para restaurar la credibilidad en el proceso de conteo de votos (…) Trabajaremos con la comunidad internacional para responsabilizar a cualquiera que debilite las instituciones democráticas de Bolivia. Rechazamos cualquier intento por iniciar violencia y llamamos a todas las partes a resolver la situación por medios pacíficos”, afirmó Kozak en mensajes del Twitter.
Fuente: El Diario




Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información