Aeropuerto de Chimoré será administrado por las Fuerzas Armadas

El aeropuerto no opera desde el año pasado y se encuentra bajo resguardo militar. Cocaleros rechazan anuncio y llaman incapaz a la gestión de Jeanine Áñez. Pobladores de Chimoré afirman que no se prohíbe ingreso de la Policía a su municipio.
Aeropuerto Internacional de Chimore se encuentra bajo el resguardo militar - Dirigente cocalero Leonardo Loza rechaza la presencia Estatal en el Trópico, Fotos: Internet.




Desde que comenzaron los conflictos sociales en octubre, el aeropuerto internacional de Chimoré (Cochabamba) se encuentra paralizado y ahora bajo el resguardo de los militares, que prohíben el ingreso de los civiles. Es así que el ministro de Defensa, Luis Fernando López, informó de que se están efectuando las gestiones para que esta terminal aérea pase a administración de las Fuerzas Armadas.

Durante la graduación de más de 200 militares que realizaron un curso de paracaidismo y que hicieron gala de su aprendizaje sobre la pista aérea de la unidad militar de Chimoré, muy cercana al aeropuerto, el ministro señaló que se ha decidido, de forma conjunta con el Ministerio de Obras Públicas y la presidenta Jeanine Áñez, que la infraestructura tenga un uso militar, dejando de lado el civil.

“El tema militar ya está, estamos presentes, tenemos aeronaves, tenemos la Fuerza Aérea y el Ejército, es decir todo esto es una base militar propiamente dicho”, comentó López.

El ministro afirmó que no tiene lógica que un aeropuerto tenga 0,5 de pasajeros en promedio al mes, por lo que tiene más sentido que su funcionamiento sea de uso estratégico militar, más que una terminal aeroportuaria civil.

También indicó que se está realizando la regularización y parte legal para este objetivo, donde entran en juego la Gobernación de Cochabamba y la Alcaldía de Chimoré.

Por otro lado, señaló que se tiene un plan en conjunto con el Ministerio de Gobierno para que pronto se inicie la tarea de erradicación de hoja de coca excedentaria. “Calculo que la próxima semana vamos a poner una fecha exacta de cuál va a ser el sistema y estrategia de planificación”, dijo el ministro.




Cocaleros rechazan anuncio.
Leonardo Loza, dirigente de los cocaleros del trópico de Cochabamba, criticó la postura del Gobierno y sospecha que los fines detrás de esta medida son el retorno de la DEA. Asimismo, comentó que la actual administración gubernamental se ha ensañado con el trópico queriendo despojar las grandes obras que tiene.

“Todo lo que se ha construido durante el Gobierno de Evo en casi 14 años, lo están destrozando todos los días. El pueblo en su integridad no estamos de acuerdo con esas intenciones, porque el aeropuerto tiene un fin comercial y civil. No por la incapacidad de este Gobierno, que no puede hacer funcionar nada, vamos a entregarlo a los militares”, manifestó Loza.

También denunció las intenciones gubernamentales de trasladar la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo a Santa Cruz y que se estigmatice a la región del trópico como territorio sin ley, cuando las tareas de los militares se realizan con normalidad.

“Decían que no hay presencia del Estado, pero ahora el ministro ha constatado en Chimoré que existe presencia del Estado central en todo el trópico”, dijo el dirigente cocalero.

El propósito era exportar.
Por su parte, Víctor Cadima, director ejecutivo de la Mancomunidad de Municipios del Trópico de Cochabamba, indicó que no buscarán ingresar en una confrontación con la decisión de las autoridades respecto a la administración del aeropuerto. Sin embargo, lamenta que el Gobierno actual no apoye la producción alternativa de la región, toda vez que uno de los fines de la terminal aérea era exportar banana, palmito, carne de pescado, entre otros productos.

“Antes utilizábamos la pista para que las avionetas puedan fumigar los cultivos que tenemos en la zona, pero de a poco nos han restringido su uso. Hemos hecho gestiones para la construcción del mismo con el fin de exportar nuestros productos, pero ahora tenemos varios proyectos paralizados (unidades productivas)”, dijo Cadima.

Policía puede volver si quiere.
Por otra parte, a pesar de que no existe la presencia de policías, el ambiente en el municipio de Chimoré es de casi total normalidad, con excepción de las entidades financieras que no están operando (solo el Banco Fie abre sus puertas con seguridad privada). Las actividades escolares, comerciales, transporte, municipales, entre otras, se desarrollan con tranquilidad y pareciera que la población se ha olvidado de los conflictivos días de octubre y noviembre.

El puesto policial de la ciudad sigue vacío y con las ventanas rotas, al igual que todas las dependencial policiales de la región. Mientras que las personas de la tercera edad no pueden cobrar su Renta Dignidad, porque el Banco Unión no está operando en la zona, por lo que optan por trasladarse a Yapacaní (Santa Cruz) o a la ciudad de Cochabamba para poder hacer el cobro.

Javier Pinto, concejal de Chimoré y encargado de la comisión de seguridad ciudadana, informó de que por el “abandono” de la Policía al municipio, han conformado la vigilancia vecinal para evitar robos y otros hechos delincuenciales. También afirmó que los policías tienen las puertas abiertas en todo el trópico de Cochabamba, si desean retornar a trabajar.

“Le hemos dicho (a la Policía) muchas veces que cumplan sus tareas constitucionales, los bancos necesitan de su presencia”, comentó Pinto.

También cuestionó el estigma que tiene una parte de la población en contra de la región del trópico de Cochabamba. “Dicen que los cocaleros masistas son atrevidos, son rebeldes, son terroristas, que son narcotraficantes, eso nos ha afectado a todos los de la región y es falso”, dijo el concejal.
Más de 200 militares saltaron del Hércules en paraídas en presencia de sus familiares. Foto: Jorge Ibáñez
En tanto, Ema Aguilar Sarmiento, también concejala del municipio, mencionó que a pesar de la no presencia policial, la población realiza sus actividades con tranquilidad, por lo que casi no se registran hechos irregulares, siendo los más comunes solo los accidentes de tránsito.

“Nunca hemos tenido problemas con los policías ni los militares. En vez de que nos brinden seguridad los efectivos policiales, más bien nos piden seguridad a nosotros, está todo al revés. Nosotros no los hemos botado, ellos se han ido callados. Deben volver para que puedan trabajar”, dijo la autoridad local.

Turismo golpeado.
Por otro lado, uno de los sectores más afectados por esta situación en la región es el turismo, ya que los visitantes han mermado considerablemente, haciendo que los hoteles no reciban visitas y el dinamismo económico merme de alguna forma.




Emilio Izaguirre, propietario del Hotel Bichito, comentó que están atravesando por un mal momento desde el año pasado, lo que le obliga a disminuir hasta un 40% el precio de sus habitaciones, aunque agregó que estas últimas semanas de a poco se quiere reactivar la industria sin chimenea.

No existe ningún problema en Chimoré, es la gente de afuera que dice que no hay ley, no hay justicia, pero si vienen acá se darán cuenta de que todo es tranquilo”, aseguró.

A pesar de la difícil coyuntura, el hotelero, oriundo de Oruro y con 35 años asentado en el trópico cochabambino, comenta que es optimista por el futuro del país, porque considera que el proceso de cambio hizo mucho por el país, por lo que no duda de que volverá en las próximas elecciones presidenciales.
Fuente: El Deber
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información