Corea del Sur, un ejemplo de contención del Covid-19, y en Bolivia surge la desobediencia

El avance del coronavirus parece no tener freno en Bolivia y algunos grupos de pobladores, en especial los más pobres, aún no lo toman con seriedad o es la falta de información que los induce a no acatar las medidas preventivas asumidas por el Gobierno central. Actualmente en el país plurinacional existen 29 casos confirmados, la mayoría se concentra en Santa Cruz.
Soldados de Corea del Sur con trajes y mascarillas protectoras sanitizando (izq) - Ciudad de El Alto no acata las medidas de cuarentena impuesto por el Gobierno (der), Fotos: Reuters - Captura de vídeo.




A nivel mundial, Italia y España son el nuevo epicentro del Covid-19, que inicialmente se concentró en China. Frente a esta crisis, muchos países están implementando el cierre de fronteras y la prohibición de movilidad, Bolivia no es la excepción, ya que desde el 22 de marzo rige la cuarentena total, sin embargo, la medida preventiva no se cumple exitosamente.

Hay diferentes estrategias para mitigar la transmisión del virus y su impacto en la salud pública. China logró contener de forma eficaz la dispersión del virus. Pero, infortunadamente, esta enfermedad se expandió por muchos países.

Corea del Sur resulta ser un ejemplo a seguir para la contención de la pandemia, según el director de la agencia regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge.

Ese país asiático reaccionó de forma rápida y acertada contra el Covid-19, y los datos lo demuestran. Bajó el número de casos de un pico de 909 el 29 febrero hasta 152 reportados recientemente.

El día clave fue del 19 al 20 de febrero, momento en el que el país pasó de contabilizar 20 infectados a 53. En ese momento, los ciudadanos de la ciudad de Daegu, donde se registró el foco, fueron obligados a permanecer en sus casas y a utilizar mascarillas en todo momento.

Los días siguientes fueron decisivos, desde el Gobierno se puso en marcha un plan para identificar a los portadores del virus.
El 21 de febrero, con 204 casos confirmados, se cerraron espacios públicos y se suspendieron eventos masivos. En ese momento comenzó además a tomarse la temperatura de los viajeros en el metro.

Bolivia se debe preparar para una “tormenta epidemiológica”, según Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, que es el departamento que mayor índice de infecciones presenta.

“Quiero advertirles que esto es la calma antes de la tormenta, viene la tormenta y todos debemos estar preocupados y asustados. Llegará el momento en que lo que estamos hablando será pura estadística, cuando estemos hablando de centenares o miles de casos internados, cuando estemos buscando hoteles o lugares donde internar”, así alertó Urenda tras confirmar 15 casos sólo en esa región oriental. En las últimas horas se confirmó más casos, por lo que la cifra se eleva a 17.

Dos zonas de la ciudad de El Alto fueron identificadas por las autoridades del Gobierno como las más conflictivas y rebeldes para acatar la cuarentena. Y es que, según el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, tienen el firme pensamiento de que la pandemia no les llegará a afectar porque su sistema inmunológico es más fuerte a comparación de otros por los alimentos que ingiere.




Murillo ya advirtió con la declaratoria de estado de sitio en las zonas donde no se acata la medida preventiva.
Fuente: Urgentebo
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información