La justicia benefició a Evo Morales y al MAS en 14 años de gobierno

En más de 14 años de gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) hubo muestras claras de favorecimiento de la justicia hacia ese partido y a su líder, el expresidente Evo Morales, y su entorno. En lo que sigue, siete ejemplos de instrumentalización del Órgano Judicial: la forma de elección de los magistrados, manipulación de la recién aprobada CPE en 2009, desconocimiento del referendo de 2016, aval del TCP para la reelección indefinida, Fondo Indígena, caso Zapata y fraude electoral.

Los casos de corrupción y millonarios daños económicos al Estado Boliviano. Fotos: Internet.

1.- Magistrados.

Juristas ven que el origen de toda la mala administración y la falta de independencia de la justicia se debe a la forma de elegir a los magistrados del Órgano Judicial. La selección de postulantes la hace el MAS y todos los que pasan esa fase y se postulan a la elección por voto popular le deben el favor al oficialismo y son fácilmente manipulables.



2.- Nueva CPE.

Morales asumió en 2006 la presidencia de Bolivia y en 2009 se aprobó una nueva Carta Magna que establece los términos de mandato de manera continua. El expresidente asumió el cargo con la normativa anterior, que establecía un mandato de cinco años, pudiendo ser reelecto por una sola vez después de transcurrido un periodo constitucional.

Morales manipuló esa nueva CPE, renunció y llamó a elecciones en 2009, ganó y estableció ese mandato como el primero para reelegirse una vez más. Ese acto fue cuestionado, pero puso en consulta al TCP, instancia que dio luz verde al proyecto de Ley de Aplicación Normativa, para habilitar al exmandatario a una segunda reelección.

3.- Referendo de 2016.

Como el artículo 168 de la CPE determina una sola reelección continua, el gobernante activó un referendo constitucional en 2016 para consultar al pueblo si quería una gestión más de Evo Morales. La respuesta fue un No; sin embargo, Morales no acató el resultado y el Órgano Judicial dejó pasar esa ilegalidad.

4.- Reelección.

Morales y sus movimientos afines propusieron varias fórmulas para que el referendo de 2016 no tenga efectos. Nuevamente, el oficialismo optó por acudir al TCP e interponer un recurso con el argumento de que poner un candado a una nueva reelección de Morales atenta contra sus derechos políticos.

El TCP habilitó a Morales, a Álvaro García Linera y a todas las autoridades electas a repostularse de manera indefinida.

5.- Fondo Indígena.

Este caso de corrupción es considerado como el más grande desde que Evo Morales llegó a la presidencia de Bolivia en 2006. Se estima que causó un daño económico de 170 millones de dólares. Por este hecho, la justicia detuvo a algunas exautoridades y dirigentes, pero luego liberó a las principales responsables. El proceso no avanzó y menos la devolución de los recursos.


anunciossss


6.- Caso Zapata.

En 2016, estalló el denominado caso Zapata por presunto tráfico de influencias. La exnovia de Morales, funcionaria de la empresa china Camce, logró que se adjudicará contratos por 566 millones de dólares. Este tráfico de influencias involucraba a varios exministros, entre ellos Juan Ramón Quintana, además del propio Morales.

La única que fue presa es Zapata, que hace poco obtuvo su libertad condicional tras cinco años en prisión.

7.- Fraude electoral.

En diciembre de 2020, la jueza Tercera Anticorrupción de La Paz, Claudia Castro, emitió la resolución 408/2020, que ordena la anulación y archivo de la investigación contra el expresidente Evo Morales, el exvicepresidente Álvaro García Linera, los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce Zaconeta, Carlos Romero, y otros involucrados en el caso fraude electoral, proceso abierto a denuncia del expresidente Carlos Mesa.

Fuente: Los Tiempos

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información