Aduana cierra la posibilidad de devolver el jet a sus propietarios

La presidenta de la Aduana explicó que el avión pasó a ser de contrabando luego del plazo de 30 días dispuestos por norma para que regularice su situación.
El jet que fue incautado por la Aduana Nacional. Foto: Los Tiempos.




La presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, cerró hoy la posibilidad de devolver el lujoso jet de propiedad de la empresa Global Exec Aviation, con sede en EEUU, que luego de estar meses en el aeropuerto de El Trompillo en Santa Cruz, pasó inicialmente a manos del Ministerio de la Presidencia, pero terminó siendo transferido a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Para la titular de la Aduana, el avión pasó a ser de contrabando luego de los 30 días de estadía en territorio nacional, tiempo en el cual no se regularizó su permanencia por parte de la empresa propietaria.

“Por su puesto que no”, dijo Ardaya al ser consultada sobre la posibilidad de devolver el avión a la empresa norteamericana, en una entrevista que tuvo en el programa Casimira en familia de TVU.

“Este es un avión que ha estado en el país, pero internado en el país. Que haya llegado a una pista, okey legal, pero la internación, el quedarse y la estadía ya es de contrabando”, explicó.

El jet, cuyo costo oscila entre los 10 millones de dólares, destapó una polémica por su abandono en el aeropuerto de El Trompillo de Santa Cruz, pero sobre todo por la apropiación de la nave por parte del Estado, pues la Aduana lo presentó como un bien comisado.

La nave fue entregada al Ministerio de la Presidencia, cuyo titular Alfredo Rada salió el pasado sábado a aclarar que ésta fue transferida a la DGAC, debido a que su cartera no cuenta con las condiciones para encargarse de la nave




Ayer, el director de la DGAC, Celier Aparicio, explicó que el lujoso jet llegó al país en abril del año pasado proveniente del aeropuerto de Cozumel de México, se quedó por varios meses aduciendo razones de mantenimiento y terminó por ser comisado por la Aduana Nacional.
Fuente: Página Siete
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información