La directora de procesos dimite y denuncia “descalificación” del TSE

La directora nacional de Procesos Electorales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Consuelo Grigoriú, renunció al cargo debido al “rechazo y descalificación” a su trabajo por parte de la Sala Plena.
La exdirectora del Servicio Nacional de Procesos Electorales, Consuelo Grigoriú. | Hernán Andia.




Grigoriú confirmó en un breve contacto con Los Tiempos que dejó el cargo y dijo que no se pronunciará más respecto al tema.

La exautoridad electoral se suma a la larga lista de renuncias y destituciones que golpearon la credibilidad del TSE en los últimos meses.

En su carta de renuncia, Grigoriú aseveró que con mucho esfuerzo se logró implementar el Servicio de Procesos Electorales, con el objetivo de la estandarización de los procesos con miras a la obtención de la certificación del ISO electoral.

“La situación ha llegado a un punto en el cual, al no contar con la confianza de la Sala Plena, considero pertinente presentar mi renuncia al cargo que desempeño, misma que será efectiva al completar el uso de las vacaciones que por ley me corresponde”, dice su carta de dimisión a la que accedió ANF.

Asimismo, señala que desde hace un tiempo “no ha contado con el apoyo y la confianza de la Sala Plena, percibiendo por el contrario un permanente rechazo y descalificación de todo lo que se proponía, con afirmaciones que ponen en duda las intenciones con las que se realiza cualquier propuesta y actividad”.

El Servicio Nacional de Procesos Electorales es una instancia técnica creada el año 2017, y tiene a su cargo desarrollar e instrumentalizar todos los procesos electorales administrados por el OEP. El ente tiene a su cargo organizar, monitorear, capacitar, diseñar recintos electorales y hacer seguimiento a todos los procesos electorales.




Grigoriú, de larga trayectoria en el organismo electoral, fue posesionada en el cargo en abril de 2018, bajo la anterior directiva liderada por Katia Uriona y José Luis Exeni. Duró casi un año en el cargo.

Uriona y Exeni renunciaron al TSE en octubre de 2018, ella por incompatibilidad de criterios con la Sala Plena y él por cuestiones de salud. A la salida de ambos, se generó en el TSE una serie de dimisiones y destituciones de personal clave relacionado con las áreas de informática, asesoría legal, administrativa y de comunicación, provocando duras críticas de la oposición que señaló que el Órgano Electoral perdió credibilidad. En enero también dejó el TSE la vocal Dunia Sandóval.

Esta ola de renuncias y destituciones se dio en medio del proceso de las elecciones primarias, en las que el TSE habilitó al binomio del MAS, Evo Morlaes-Álvaro García, a pesar del referendo del 21F, lo que aumentó las sospechas de la oposición.

A principios de marzo, Roxana Ybarnegaray, directora del Sereci de Santa Cruz, fue destituida sin mayores explicaciones. Ella denunció que la Sala Plena le había quitado su apoyo, y que no respondía a los requerimientos para la implementación del Servicio de Registro Cívico de Santa Cruz, después de la quema de sus oficinas. En total, unas 15 personas de puestos clave del TSE dejaron el cargo o fueron destituidos entre octubre pasado y marzo.

TSE DEBATE LA AGENDA ELECTORAL
Luego de anunciar que las elecciones presidenciales se adelantan del 27 al 20 de octubre, el TSE continúa el debate en Sala Plena del calendario electoral, confirmaron fuentes del ente electoral.

El TSE debe aprobar la agenda y también debatir al menos 12 reglamentos que regirán los comicios de octubre. Además, analizan un proyecto de ley para adecuar los plazos de la fecha fijada a la ley, puesto que hay un desfase de cuatro días entre lo que la norma estipula y la fecha fijada.




El TSE adelantó la fecha a pedido del Gobierno, debido a que el 27 también había elecciones en Argentina y Uruguay y perjudicaría la votación de los residentes.
Fuente: Los Tiempos
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información