La Policía detecta "mercado negro" de venta órganos en el Hospital Obrero

Hay seis personas involucradas, entre ellas un médico, un nefrólogo y un pasante de este nosocomio.
Hospital Obrero de La Paz. Foto: Internet.




Tres personas fueron aprehendidas por la "venta ilegal" de órganos y otros tres trabajadores del Hospital Obrero están arrestados en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC). La Policía  informó que se encontró "un mercado negro" por la venta de órganos al interior del nosocomio.

"Existe un mercado de negro de órganos que se disfraza bajo la convicción de donación. Existen personas que se encargan de reclutar a donantes que tienen que presentar ciertas características que las hacen viables", informó el director Departamental de la FELCC, coronel Jhonny Aguilera.

La autoridad policial indicó que las personas aprehendidas son una paciente que se encuentra en el Hospital Obrero, su hija y la donante de uno de sus riñones. Y los arrestados son un cirujano, un nefrólogo y un pasante.

El director de la FELCC contó que el 20 de marzo, familiares denunciaron la desaparición de una mujer y sus cuatro hijos. La División de Trata y Tráfico a cargo de la capitán, Gabi Coca, realizó la búsqueda en distintos nosocomios de esta ciudad y la morgue, es así que dieron con el paradero de la desaparecida que se encontraba en el Hospital Obrero.

En la entrevista con la señora, ella dijo a los policías que ella es parte de un grupo de WhatsApp en el que ofrecían la venta de órganos bajo el epígrafe de donación. “De esta forma sabemos que hay una persona que iba a recibir este órgano, para esto estaba cancelando seis mil dólares. En (noviembre de 2018) le entregó 500 dólares que se encontraba enmascarado en un contrato criminal porque se fingía un préstamo como parte de esta entrega de dinero”, detalló.




La División de Trata de Personas se apersonó al Hospital Obrero y se había programado una cirugía para este viernes, pero no se encontraba registrado en el documento la intervención para la autoridad policial. Esto es sinónimo de “corrupción”, porque hubo una omisión de los pasos administrativos.

El director departamental de la FELCC señaló que la mujer que iba a vender uno de sus órganos se sentía acosada y presionada para que se continúe con los tratamientos de trasplante.

“Ella se encontraba acosada para que se someta para el trasplante porque una funcionaria la llamo y le dijo que debería presentarse el día de ayer para continuar con los tratamientos que iban habilitar la operación y si no lo hacia ella iba a sufrir una serie de sanciones”, explicó la autoridad policial.
Fuente: Página Siete
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información