Fiscalía libra a dirigentes choferes de proceso por los depósitos millonarios

La Fiscalía decidió rechazar la denuncia contra los dirigentes de la Federación Departamental de Choferes 1ro de Mayo, por el dinero que recibieron en sus cuentas particulares proveniente de recaudación en el peaje de la Autopista. El Ministerio Público consideró que no se han comprobado los tipos penales que se endilga a la cúpula de los transportistas.
Ismael Fernández, dirigente afín al MAS, era uno de los denunciados. Foto Internet.




El diputado Wilson Santamaría, uno de los querellantes, calificó de vergonzosa la manera en que la Fiscalía actuó en favor de los dirigentes choferes. Afirmó que de manera “asquerosa”, la cúpula de los transportistas negoció ser eximida de esta acusación a cambio de apoyo político al MAS.

“Primero expreso mi indignación, porque no pensábamos que se iba a presentar  un nuevo Fondo Indígena, en el que para el show se admiten las denuncias, se convoca a declarar y luego se termina rechazando, protegiendo a dirigentes del MAS. Está claro que la confederación (de choferes) ha negociado su respaldo a cambio de levantar estos procesos de la manera más asquerosa, vergonzosa y cuestionable”, dijo Santamaría.

El rechazo a la denuncia ya fue notificado al diputado Rafael Quispe, el otro querellante, quien difundió parte de la resolución.

La Fiscalía consideró que no concurrieron “los elementos constitutivos de los tipos penales endilgados por la parte denunciante y querellante que permitan fundar una eventual Imputación”, por lo cual rechazó la denuncia y además dispuso el archivo de obrados.

Para Santamaría es una vergüenza que la Fiscalía argumente que no hay suficientes elementos, cuando se presentó toda la documentación sobre los depósitos a cuentas particulares de dinero aportado por choferes de base, mediante Vías Bolivia, para un Fondo Pro Salud.

anuncio

Anunció que se apelará la decisión de la Fiscalía, con la intención de que se corrija el rechazo y se siga adelante con el proceso.   

La denuncia se presentó a mediados de febrero, después de que se supo sobre depósitos millonarios que hizo Vías Bolivia a cuentas de los dirigentes de la Federación Departamental 1º de Mayo, por concepto de un aporte de 20 centavos que se cobra a transportistas que pasan por el peaje de la Autopista.

La denuncia contra los dirigentes era por los delitos de apropiación indebida de recursos, malversación, contratos lesivos al Estado, enriquecimiento ilícito, entre otros

La principal prueba es el informe de la propia Vías Bolivia que menciona a los dirigentes que entre 2008 y 2017 recibieron, sumado, casi 12 millones de bolivianos, pero también surgieron audios en que los propios dirigentes admitieron que no había tal dinero e, incluso, que parte de los recursos se gastó en farras.        




Los acusados eran los dirigentes que recibieron montos en cuentas particulares, entre ellos el actual ejecutivo de la Confederación de Choferes, Ismael Fernández, el actual ejecutivo de la Federación Departamental, Rubén Sánchez, entre otros.
Fuente: Erbol
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información