[VÍDEO] Amalia viajó desde Chuquisaca por una deuda y terminó sin vida en un saco de yute en La Paz

Jonathan Elías Samo Quispe, de 28 años de edad, es el autor confeso de la muerte de Amalia C., una joven  que dejó su natal San Lucas, Chuquisaca, para venir a La Paz, donde encontró la muerte. El asesino la estranguló hasta matarla por una deuda de Bs 3.000, envolvió el cuerpo de la mujer en un saco de yute, para luego después botarlo en unas gradas la noche del 29 de julio en la calle 21 de la zona del Tejar.
Foto Captura Al Día Bolivision.




Sergio Bustillos, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), informó que las cámaras de vigilancia muestran que el hombre bajó el cuerpo de la víctima de una casa de dos pisos. Esas imágenes ayudaron a dar con el criminal. La mujer estaba atada de pies y manos.

El sospechoso asumió la responsabilidad del hecho, él le quitó la vida a la señorita Amalia C., de Chuquisaca, de 28 años de edad y de profesión estudiante. El asesino solo tenía una relación de amistad con la joven y, sin embargo, él insistentemente le invitaba para que venga a La Paz. Jonathan argumenta que ella le debía dinero”, declaró el jefe policial al portal digital Urgentebo.

¿Cómo la contactó? A través de las redes sociales. Le pidió su número y mantenían conversaciones vía WhatsApp. Los escritos que hubo entre ambos ayudaron a dar con el nombre de la víctima, ya que hasta hace horas se desconocía de quién se trataba.

Cuando se halló a la mujer, está llevaba una chamarra deportiva con la inscripción unidad educativa Rene Barrientos Ortuño de San Lucas.

“Ese fue otro de los elementos que nos ayudó para indagar si en aquella región se había reportado de algún estudiante desaparecido; pero no tuvimos suerte”, acotó Bustillos.
Imagen en que se muestra al autor cuando abandonaba la bolsa con el cuerpo. Foto: FELCC.
El hombre arrastró el cuerpo de la víctima unos 50 metros del lugar del hecho. Los tenis del asesino fueron otros de los elementos que ayudaron a encontrarlo, además que en la casa del agresor se halló varios yutes con las mismas características y una cuerda.




Según Luis Aramayo, fiscal asignado al caso, la víctima fue abusada sexualmente y murió por asfixia mecánica. El autor Jhonatan conoció a Amalia en un seminario e intercambiaron sus teléfonos. La idea era en que ambos monten un negocio de comercialización de café.
Fuente: Urgentebo
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información