DGAC no registró de forma oficial los incidentes de BoA el año pasado

En la gestión pasada, el ente regulador anotó en sus estadísticas 15 incidentes; la mayoría involucra a empresas pequeñas que prestan el servicio de taxi aéreo. No se tomó en cuenta a la compañía estatal.
La aeronave de BoA sufrió un percance en el aeropuerto de Potosí - 2018. Foto: El Deber.




Pese a los diferentes percances que sufrió Boliviana de Aviación (BoA) en los últimos meses y el año pasado, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) no registró estos hechos en su estadística oficial. En 2018, la entidad reguladora anotó 15 incidentes.

De esta cantidad nueve corresponden a accidentes y uno fue considerado grave por el ente regulador. En la lista oficial existen otros cinco incidentes menores, en los que la mayoría de las aerolíneas registradas son pequeñas y realizan el trabajo de taxi aéreo en avionetas Cessna.

Pero en ninguna parte figura el nombre de BoA, pese a que en los últimos 18 meses se contabilizaron 13 incidentes, que han puesto en el ojo de la tormenta a la aerolínea estatal.

Justamente, el último percance que sufrió fue el sábado 3 cuando el vuelo OB 604, con 91 pasajeros, que realizaba el tramo Cochabamba-La Paz, se detuvo de emergencia en la pista del aeropuerto de El Alto por problemas en el tren de aterrizaje.

Justificación de la DGAC.
En su descargo, el ente regulador indicó que todo “incidente que afecte a la seguridad operacional del transporte aéreo es indagado por la Unidad de Investigación de Incidentes y Accidentes”.

Además, agrega que “en el marco de estrictos protocolos establecidos por normas nacionales e internacionales, los informes finales se ponen a disposición del público tan pronto como sea posible y, si es posible, dentro de los 12 meses, tiempo establecido por el Anexo 13 de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)”, indicó la entidad.




Pero el experto en aeronáutica Jorge Valle dijo que el ente regulador del sector debería tener un registro diario de los incidentes. “Tienen que registrarse necesariamente, ahora, la investigación se verá después”, dijo. Precisó que si los percances persisten, es necesario que desde el ente regulador se apliquen sanciones a la aerolínea.

“Si cualquier compañía aérea comienza a tener varios incidentes, lo primero que genera en sus usuarios es desconfianza.

Las empresas que mejor operan son las que tienen un buen mantenimiento, pareciera que ese es el problema”, sostuvo Valle.

Daniel Navajas, especialista en aeronáutica, explicó que el tema es delicado y que el ente regulador debería tener una lista de los diferentes hechos. “De acuerdo con el incidente, la respuesta debe ser rápida”, sostuvo el experto.

Pedirán informe a Boeing.
Tras el incidente que causó pá nico en un avión de Boliviana de Aviación (BoA) el sábado en El Alto, el director ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Celier Aparicio Arispe, indicó que se investigará el suceso y, en ese marco, se contactará con la empresa fabricante de la aeronave: Boeing.

“Nos estamos contactando hoy en la mañana con la fábrica, con la Boeing, para ver y hacer una investigación conjunta y determinar cuál es la causa raíz”, dijo. Aparicio añadió que se activó la Unidad de Investigación de Accidentes e Incidentes de la DGAC.




Sin embargo, la autoridad aeronáutica pidió “un poco de paciencia porque toma su tiempo”. Sobre el último percance en El Alto, BoA afirmó que se debió a un problema técnico. No fue posible tener la versión de BoA sobre los incidentes de 2018 y 2019, pese a que se hicieron varias llamadas y se enviaron correos. La asistente de Ronald Casso, gerente de BoA, dijo que el ejecutivo estaba en los actos por el 6 de agosto.
La falla del avión que ocasionó ayer el incidente en El Alto. Foto: Redes sociales
Fuente: El Deber
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información