VÍDEO: Tras las denuncias de varias irregularidades piden cerrar la estatal Quipus

Tras conocerse irregularidades en el proceso de adjudicación de un contrato por 40,8 millones de bolivianos, además de otras anomalías, y de develarse cifras que hacen ver que se trata de una empresa deficitaria, surgen voces que exigen cerrar la estatal Quipus e investigar a toda la cúpula de esta entidad.
Productos de Quipus en una presentación Foto: Internet.




Ayer, el diputado Amílcar Barral (UD), que hizo seguimiento al caso, y el economista Gabriel Espinoza coincidieron en la necesidad de contar con información sobre la situación de la empresa estatal y, de ser necesario, cerrarla de acuerdo a ley 466 de Empresas Públicas.

Además, cinco exejecutivos de Quipus son procesados por su participación en el proceso irregular de adjudicación por 40,8 millones de bolivianos.

El fiscal Edwin Enríquez informó el martes que la adquisición de partes y piezas para la fabricación de 40 mil celulares de los modelos Tinku LTE y Heka 3G fue realizada por adjudicación directa. Los equipos llegaron tarde y están almacenados.

Barral presume que hay más casos irregulares, pues todas las adjudicaciones de la empresa se realizaban de forma directa y nunca se permitió el ingreso a la ensambladora. “En tres oportunidades hemos pedido con nota oficial entrar a la fábrica, pero siempre nos han rechazado”, dijo el legislador.

Cuando se pidió la intervención de la Contraloría General del Estado, ésta indicó que la empresa no reportó pérdidas entre 2013 y 2017. “La Contraloría está tapando corrupción”, indicó Barral.

Sin embargo, en 2017 Quipus tenía 46 mil celulares y computadoras que no fueron vendidos. Estos equipos representarían una pérdida de más de 80 millones de dólares explicó. 

De los 46 mil equipos, 26.899 son celulares, casi el 60 por ciento de la producción que está almacenada. De acuerdo a los datos oficiales presentados por Quipus, en respuesta a la petición de informe escrito N° 42/2017-2018, la estatal ensambló 27.750 celulares de la serie Tinku LTE y 3.000 de Heka 3G. De estos fueron vendidos 3.299 y 552, respectivamente.




Los Tinku se vendió a 800 bolivianos, cuando ensamblarlos costó 1.200. “Se estaba perdiendo 400 bolivianos por celular”, indicó el diputado.

El economista José Gabriel Espinoza, en tanto, considera que si la empresa es deficitaria debería cerrarse, como determina la Ley 466 de Empresas Públicas. “Lamentablemente no dice cómo ni cuándo. A partir de ahí, depende del criterio de quien la aplique. Habrá que preguntar al Gobierno cuál es el fin o las metas que se están planteando hacia futuro y si se justifica este subsidio para Quipus”, dijo.

LA EMPRESA TENÍA EQUIPOS ANTIGUOS.
El economista José Gabriel Espinoza indicó que Quipus no tuvo éxito porque se dedica a ensamblar celulares de tecnología antigua y no acompaña su trabajo con innovación.

El diputado Amilcar Barral coincidió con Espinoza  y aseguró que el celular Tinku tenía la tecnología de un Samsung S5, cuando en el mercado la empresa surcoreana ya vendía su modelo S9.

DIPUTADOS SOLICITARON A LA MINISTRA BRINDAR UN INFORME SOBRE LA EMPRESA.
La Cámara de Diputados solicitó el 9 de septiembre a la ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Nélida Sifuentes, brindar un informe sobre la situación económica de la empresa Quipus.

“Hemos pedido también las planillas de pago porque hay salarios superiores a los del Presidente”, dijo el diputado Amilcar Barral.

Antecedentes.
Durante el proceso de constitución de la ensambladora (2013-2014), se generó un resultado neto acumulado de 5.239.629 bolivianos. No se precisó las utilidades generadas desde su creación.

Quipus aseguró que tenía un saldo acumulado de más de 9 millones de bolivianos, resultado de las operaciones entre 2013 y 2016, aunque no se dio el detalle por año.

El ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, en la interpelación de septiembre de 2017, aseguró que en 2016 se tuvo una utilidad de 4,6 millones de bolivianos. Se desconoce el monto que se generó el 2015.

Ese año Rojas informó que el sector privado compró 5.577 computadoras a Quipus por 8,4 millones de bolivianos y las entidades públicas adquirieron 2.658 equipos por 9,2 millones de bolivianos.




Quipus también exportó a Ecuador 5.138 computadoras por 6,1 millones de bolivianos. En tanto, 1.935 computadoras fueron comercializadas con un plan de pagos por 3,7 millones de bolivianos.

Estatal dejó de producir celulares.
En diciembre de 2017, la empresa estatal Quipus comunicó que en 2018 dejaría de producir teléfonos celulares.

La firma tiene 153 trabajadores que perciben un salario promedio de 5.300 bolivianos, según la empresa.
Fuente: Los Tiempos
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información