Evidencia irrefutable de fraude lleva a detener a 36 personas

El informe de auditoría preliminar de la OEA, que fue adelantado por urgencia, revela irregularidades graves en las elecciones del 20 de octubre.
Vocales: Maria Eugenia Choque - Antonio Costas.




A las 5:05 de la mañana de ayer en Bolivia se conoció el informe de auditoría de integridad electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) con la recomendación de que se realicen nuevas elecciones generales después de hallar graves irregularidades en el proceso electoral.

El anunció desató una cadena de sucesos entre los que se destaca la aprehensión de al menos 36 personas vinculadas al Órgano Electoral Plurinacional (OEP), entre ellas la Presidenta y elVicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La auditoría aconsejó un nuevo proceso electoral “tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas, una nueva composición del Órgano Électoral”.

El documento reveló graves irregularidades: se destacan los problemas técnicos del Sistema de Transmisión de Resultados Electorales (TREP), varios casos de falsificación de firmas y actas y hasta un cambio radical de tendencia en la cantidad de votos recibidos por Evo Morales en el último 5 % de los votos en desmedro de Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana (CC).

A pesar de que el informe no es final, estas fallas son lo suficientemente preocupantes como para que la OEA pidiera a convocar nuevas elecciones, según apuntó.

El equipo de la OEA informó que trabajó sin interrupción recopilando, sistematizando y analizando información hasta el día 9 de noviembre. Adicionalmente, recibió más de 250 denuncias sobre el proceso electoral, tanto por vía física como en un correo electrónico habilitado para tal efecto.

APREHENSIÓN
El comandante nacional de la Policía, Yuri Calderón, informó anoche que se hicieron detenciones de vocales y funcionarios en La Paz, Santa Cruz, Sucre, Pando, Tarija, Oruro, Pando y Beni. "De manera general en todo el país, en todo el territorio boliviano tenemos alrededor de 36 personas que fueron aprehendidas", afirmo el jefe policial.

En Cochabamba, los policías llegaron hasta las casas de los vocales electorales departamentales, pero no los encontraron.




Un operativo que realizó el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de la Policía Boliviana en La Paz se capturó a la ahora expresidenta de TSE y también al vocal electoral Antonio Costas, dentro de las ordenes que hay contra los miembros de ese tribunal por el manejo que se le dio a las elecciones del 20 de octubre.

Calderón, informó que los dos miembros del TSE intentaron escapar y que al momento de la captura Choque iba vestida de hombre.

En la mañana de ayer, la Fiscalía anunció del inicio de un procesamiento contra los miembros del TSE por irregularidades detectadas por la OEA en las elecciones, que pueden conllevar "ilícitos penales y electorales vinculados al cómputo de los resultados oficiales".

Al presentar su renuncia, Choque Quispe dijo que lo hacía para someterse a "cualquier investigación", luego de un informe de la OEA que señala "presuntos hechos irregulares" en las elecciones del 20 de octubre.

En una carta dirigida al ahora vicepresidente Álvaro García Linera, Choque reafirmó su "voluntad para una investigación justa en apego a los derechos humanos y normativa del país".

Los otros vocales aprehendidos son: en La Paz, Antonio Condori Huanca, Florencia Laruta Flores y Marianela Revollo; en Santa Cruz, Sandra Kettels, Eulogio Núñez, Grover López y Ramiro Valle; en Sucre, Olga Mary Martínez; en Pando, Lucas René Zambrana Espinoza, Daniela Vélez, Giovanna Sangüeza y Daniel Sotomayor; en Tarija, Gustavo Ávila, Jhonny Gareca, Alicia Durán, Sulma Sánchez y Fermín Rojas; en Oruro, Judith Ramos; y en Beni, Rodolfo Coimbra Suárez.

El Ministerio Público activó los actos investigativos recién ayer, después que no asumió ninguna acción de oficio desde que se denunció manipulación informática y fraude electoral, contra distintas autoridades electorales y en un plazo de seis meses se realizarán las indagaciones desde la imputación de los involucrados, para esclarecer los hechos.

Irregularidades.
1.- Monitoreo.
No estuvo monitoreado el 100% del flujo de datos del sistema de Transmisión de Resultados Eelectorales TREP).

2.- Sereci.
No estuvo bajo control y conocimiento del responsable técnico del servicio de registro cívico (sereci) la infraestructura de transmisión de datos.

3.- Omisión.
Se omitió detallar componentes vitales de la infraestructura del sistema de conteo de votos.

4.- Servidor.
Se operó con un servidor que no estaban en la infraestructura del TREP.

5.- Redirección.
Se redirigió tráfico hacia una red de servidores ajena al TREP y Cómputo Oficial.

6.- Vulneración.
La empresa auditora reconoció públicamente las vulnerabilidades e irregularidades.

7.- Pericias.
Del análisis efectuado, se concluyó que 78 actas (23% de la muestra) presentaban irregularidades desde el punto de vista pericial.

8.- Firmas.
Se detectaron mesas en las que las firmas del acta original no correspondían con las firmas de las copias.

9.- Comparación.
Se realizó un cotejo entre las firmas, de los jurados que figuraban en las actas y las de las hojas de trabajo, lo que permitió detectar casos en los que las firmas en actas de trabajo de los seis jurados habían sido falsificadas.

10.- Variable.
Irregularidades del último 5% de los votos: En el último 5% del cómputo, 290.402 votos fueron contabilizados. De estos, Morales ganó 175.670, es decir un 60.5% de los votos, mientras Mesa obtuvo solamente 69.199 votos es decir un 23.8%.

11.- Incremento.
En el último 5% de votación, Morales incrementa el promedio de votación en un 15% comparado con el 95% anterior, mientras Mesa cae en una proporción prácticamente igual. Este comportamiento es muy inusual, según la OEA.




“Ese último dato solamente implica la posibilidad de manipulación de votos, no lo afirma con total certeza. Aunque este comportamiento puede haber ocurrido naturalmente, es válido rescatarlo porque es altamente inusual que los números fluctúen tanto durante la última etapa de la votación”.
Fuente: Opinión
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información