Gobierno usa grupos de choque como en Venezuela y Nicaragua

Mineros y campesinos desbloquearon calles con dinamita, palos y chicotazos. La diputada Jimena Costa denuncia que se contratan drogadictos y exconvictos.
Grupo de choque afines al MAS golpean a ciudadanos paceños, Foto: Freddy Barragän / Página Siete.




La gente no olvidará lo ocurrido en la semana que termina al menos en cuatro ciudades: La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Montero. En las primeras dos capitales mineros intentaron desbloquear calles a punta de dinamitazos y los campesinos, con palos y chicotes, agredieron a vecinos y jóvenes que bloqueaban vías públicas en protesta por el presunto fraude electoral. Los policías miraban de palco o se pusieron a facilitarles alimentación. En las otras dos ciudades actuaron grupos de choque afines al MAS que se mimetizaban para atacar a los que protestaban contra el Gobierno. El saldo: dos fallecidos, más de un centenar de heridos y casi dos centenares de detenidos.

El fondo de los hechos es que el gobernante MAS empezó a replicar los grupos de choque, que actúan con violencia contra la oposición en las calles, como ocurre en Venezuela y Nicaragua.

“No sería razonable pensar en una coincidencia casual tomando en cuenta la proximidad estrecha que existe entre los respectivos gobiernos y el asesoramiento común de los servicios de seguridad del Estado cubano, se trata del know how (conocimiento o habilidad) criminal el que ha producido un genocidio tanto en Venezuela y Nicaragua”, sostuvo el exviceministro de Tierras, Alejandro Almaraz.

En los 20 años de la revolución chavista, el saldo que dejó la violencia resalta porque en ese periodo más de 300 mil venezolanos fueron asesinados, de acuerdo con la mortuoria cuenta del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), según reporte de Efe.

En Nicaragua los fallecidos desde abril de 2018 hasta el mismo mes de 2019, el número de fallecidos alcanza a 325, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero la cifra trepa a 561 asesinatos, en el marco de las protestas, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh), mientras el gobierno nicaragüense acepta 199 decesos.

“En los países del Alba estamos viendo una franquicia (modelo) que es cubana y que se ha aplicado como nunca con una lógica prebendal, pagando movilizaciones para pretender dar la sensación de control de la calle; en los hechos es un aparato represivo y de un movimiento paragubernamental; es una franquicia cubana que se quiere aplicar en Bolivia”, manifestó la diputada opositora Jimena Costa.




En Venezuela los grupos de choque son el bastión más duro del chavismo y, a menudo, sinónimo de terror para los opositores que protestan contra el presidente Nicolás Maduro, según un reporte del diario español El País. “Se escudan en la organización de actividades comunitarias, pero en los momentos de tensión política algunos actúan como pandillas motorizadas de paramilitares, como fuerzas al margen de la ley. Son los colectivos, responsables, según la ONU, de decenas de asesinatos”.

Almaraz explicó que “esto es lo que está pasando en Bolivia” y recordó  las declaraciones del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, de que Bolivia se convertirá en un “Vietnam moderno”, en alusión al país del Asía-Pacífico que en la segunda mitad del Siglo XX estuvo en guerra con EEUU.  “Nos está diciendo que habrá en realidad la masacre que perpetraron sus colegas asesinos en Venezuela y Nicaragua; esa es la advertencia que nos está haciendo”, manifestó Almaraz.

Drogadictos y exconvictos.
Costa sostuvo que cuando el Gobierno acusa a la oposición de hacer algo controvertido, en realidad es lo que el Ejecutivo está haciendo, en referencia al reclutamiento de drogadictos y exconvictos para formar grupos de choque. “Temo que nos esté queriendo acusar de lo que el Gobierno está haciendo a nombre de transportistas y mineros para que agredan a la sociedad”, dijo al mencionar que ahora “dudo de que sean efectivamente mineros los que salen con dinamitas a desbloquear” porque en estos días circularon fotografías de supuestos mineros con tenis, cascos que se repartían en las calles. Costa dijo que en ciencia política se dice que  un gobierno acude al uso de la fuerza cuando  hay ausencia de legitimidad y eso ocurre en Venezuela, Nicaragua y ahora en Bolivia. Recordó que el Gobierno replegó a sus grupos en la jornada del jueves.

Uno de los detenidos habla de Brigada Internacional Che Guevara.
Joan Elías Nina Peñaloza es jefe de las Juventudes del MAS en Montero, Santa Cruz. Está detenido con fines de investigación por la muerte de los dos cívicos el miércoles: Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas. Nina aparece en un vídeo en Venezuela  antes del fallo de la Corte Internacional de Justicia que dictó un fallo adverso al país




“Todavía no tenemos mar, todavía no lo tenemos, pero lo vamos a recuperar, la lucha continúa por el mar soberano”, dice en el vídeo en una embarcación y de fondo se ve el mar. Cierra su participación con “un mar de abrazo para Bolivia, desde toda la Brigada Internacional Che Guevara, en solidaridad con la revolución bolivariana”.

Fue detenido por la Policía cuando transportaba explosivos en su mochila. Nina y otros cuatro acusados (Alberto F.U., Iván C.V., David P.L. y Wilson R.P.) fueron enviados ayer a la cárcel de Palmasola por la presunta comisión de los delitos de homicidio, fabricación ilícita y asociación delictuosa, y su relación con la muerte de dos personas en los enfrentamientos del miércoles en Montero. “Por la seguridad de los imputados la audiencia de medidas cautelares se desarrolló en las oficinas de la Felcc de Santa Cruz, donde el Ministerio Público expuso los elementos de convicción necesarios respecto a la muerte de dos personas en la ciudad de Montero”, informó  el fiscal  Mirael Salguero.
Fuente: Página Siete
Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información