Bolivia tiene la deforestación per cápita más alta de la región, por políticas en gobierno de Evo

La ministra de Medio Ambiente y Agua planteó revisar y fortalecer el marco normativo boliviano para intervenir en la protección y rehabilitación de ecosistemas afectados por los incendios.
Se registraron miles de puntos de quema en Santa Cruz debido al decreto supremo 3973 que autoriza el desmonte y quema “controlada” de bosques promulgado por Evo Morales.




La Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, COP25, que tiene lugar del 2 al 13 de diciembre bajo la Presidencia de Chile y se celebra en Madrid, con el apoyo logístico del Gobierno de España, contó con la presencia de Bolivia en este evento donde los Estados y organismos pretenden asumir decisiones para mitigar los efectos de la crisis climática derivados de la acción humana.

“Desde Bolivia, con el Gobierno de transición de la presidenta Jeanine Áñez les decimos que la Chiquitanía pide ayuda para seguir dando oxígeno al mundo”; "No nos olvidemos que Bolivia da oxígeno al mundo, salvemos Bolivia, salvemos nuestra Amazonía, salvemos nuestra Chiquitanía, que es de todos", expresó la ministra de Medio Ambiente y Agua, María Elva Pinckert.

La delegación boliviana, a la cabeza de la Ministra es parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático- COP25 y ha expuesto la situación ambiental de la Chiquitanía, el Tipnis, Tariquia y Madidi, entre otros.

“Resultado de una inadecuada política ambiental en 14 años, Bolivia tiene la deforestación per cápita más alta; hasta el 2017, cada boliviano llevaba la carga de 200 metros cuadrados de bosques tropicales destruidos, más del doble de nuestros países vecinos de la Amazonia”, afirmó.
Fuente: ANF




Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información