Repudian accionar violento de militantes del MAS

El gobernador cruceño vivió momentos incómodos en esa ciudad. Militantes del oficialismo pretendieron que la autoridad explique su proyecto de federalista.

El masista Ruben Ramallo protagonizó una grezca. Fotos: Captura.

Autoridades de Tarija repudiaron las acciones violentas protagonizadas el miércoles por militantes del Movimiento al Socialismo (MAS) debido a la presencia del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, para hablar sobre el modelo federalista.



"Es una vergüenza que algunos fanáticos del partido de gobierno den un espectáculo bochornoso de violencia y al que en Tarija no estamos acostumbrados. Rechazamos este tipo de actitudes que no van con la idiosincrasia tarijeña", dijo el gobernador Óscar Montes.

La autoridad criticó también la ausencia de la Policía Nacional para evitar el bloqueo de los militantes del MAS en el ingreso al aeropuerto Oriel Lea Plaza.

En la entrada se instalaron grupos de choque del partido oficialista para impedir que el gobernador y su comitiva aborden el avión de retorno a Santa Cruz.

Por su parte, el alcalde de la ciudad de Tarija, Johnny Torres, lamentó las acciones violentas de un grupo extremista del partido oficialista que hizo quedar mal a la población tarijeña.

"No puede ser que pidan carné cruceño, todos los bolivianos pueden venir cuando quieran a nuestra ciudad. Por eso pido disculpas a los cruceños por esta actitud. Los tarijeños no somos así y nos identificamos por ser gente hospitalaria y amable", expresó la autoridad edilicia.

El presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz, Zvonko Matkovic, a través de una de sus cuentas de red social, denunció que los grupos de choque del MAS tomaron el aeropuerto para no dejar pasar si uno tenía carné cruceño.

Además, se quejó por la decisión de la encargada de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) por el repliegue de la policía militar y la falta de gentileza del comandante de la Policía Nacional para contestar al teléfono.

Fuente: El Deber

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información