Arce es criticado por tildar a Santa Cruz de fascista

Dijo que es el seno del fascismo. Analistas lo critican y en el MAS explican que se refería en específico a la dirigencia cruceña.

Luis Arce Catadora. Foto: AFP.

El presidente Luis Arce cosechó críticas por decir que Santa Cruz es el seno del fascismo, mientras que el oficialismo dice que el mandatario se refirió a los dirigentes del Comité Cívico, no al pueblo cruceño.




Arce lo dijo durante un discurso que ofreció el domingo en una asamblea de los interculturales. Además, felicitó al Plan Tres Mil por “resistir a la derecha” durante el paro indefinido que terminó con la abrogación de la ley 1386.

“Esa declaración es una ofensa y una provocación a Santa Cruz. Y, definitivamente, no refleja lo que esta región significa para el país”, comentó el analista Ludwig Valverde.

Complementó que “Arce desarrolla un perfil que no es de diálogo y concertación, que representa a un grupo de la población a nombre del 55% que obtuvo en las elecciones y no como presidente de todos los bolivianos. No asume el rol que tiene ni su investidura”.

Reymi Ferreira, exministro de Defensa en el gobierno de Evo Morales, defendió a Arce. “No es una ofensa. Hablaba de alguna parte de la dirigencia. Se refiere a los dirigentes que generaron la movilización, no de toda la región, eso está claro en el discurso”, manifestó.

Recordó que hay un 38% en Santa Cruz que apoya al MAS. “El departamento no es un todo homogéneo. Muchos barrios y en la zona rural se resistieron a parar y por eso hubo violencia y enfrentamientos”, indicó.

El analista Carlos Valverde manifestó que “calificar a Santa Cruz como el seno mismo del fascismo es un abuso, una torpeza, que solo puede venir del presidente que es torpe, políticamente hablando. Pero, además, es relievar la violencia. Felicitar a quienes se movilizaron en el Plan Tres Mil por salir resguardados por la Policía es una estupidez. Lo que quedó claro es que el masismo no es dueño de ese barrio. Está dividido entre masistas y no masistas. Arce no tiene qué festejar y se aferra a la derrota más chica. No solo abrogó la 1386, ahora propone discutir todas las leyes. Viene de derrota en derrota y ahora Evo Morales lo obliga a marchar con él para apoyar su propio gobierno”.

Además, sentenció que desde 1958, cuando se ofrecieron 50 mil pasaportes para que los cruceños se vayan de Bolivia “creo que es el discurso más agresivo contra esta región”, comentó Valverde.

Ferreira recordó que “en Santa Cruz está afincada la derecha. El golpe fascista de Banzer se inició en esta región. La ciudad después de Trinidad que lideró el golpe de Luis García Meza, en 1980, también fue Santa Cruz. Dónde se vino a refugiar Gonzalo Sánchez de Lozada, y dónde le ofrecieron gobernar para que no se vaya, en Santa Cruz. Fue el Comité Cívico dirigido por Rubén Costas. Las fuerzas más reaccionarias, la cabeza de la oposición fascista está en Santa Cruz, el presidente creo que no miente”.

El politólogo Paul Coca, señaló que Arce, con su declaración, muestra una visión absolutamente sesgada de Santa Cruz. “El MAS ganó el 2014 las elecciones en esa región, es un ataque a la forma en que Santa Cruz piensa y tiene una visión diferente a La Paz o Cochabamba, y no por eso Arce puede lanzar este tipo de acusaciones”, manifestó.

Fuente: El Deber

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información