Juez procesado por corrupción se declara competente para procesar a Áñez en la vía ordinaria

El juez primero en lo Penal de El Alto, Marco Amaru, determinó este martes declararse competente para procesar en la vía ordinaria a Jeanine Áñez por genocidio en el caso Senkata, a pesar de que la defensa y opositores insistieron en que corresponde un juicio de responsabilidades por su calidad de expresidenta.

Jeanine Añez y el juez Marco Antonio Amaru procesado por hechos de corrupción. Fotos: Internet, Redes Sociales.

La decisión se tomó en una audiencia de excepción de incompetencia, que se realizó a pedido de víctimas de Senkata, que son patrocinadas por el Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi), dependiente del Ministerio de Justicia.



Amaru había sido cuestionado en los últimos días, porque el año pasado fue aprehendido en dos ocasiones, sindicado de favorecer a presuntos autores de asesinato y feminicidio.

Un juicio de responsabilidades requiere de aprobación de la Asamblea Legislativa por dos tercios y se desarrolla ante el Tribunal Supremo de Justicia, mientras que un proceso ordinario solo requiere de una acusación de la Fiscalía y se juzga en un tribunal de sentencia.

La defensa de Añez considera que corresponde el juicio de responsabilidades toda vez que los hechos investigados se registraron cuando la imputada era presidenta del Estado. Asimismo, recordó que la propia Fiscalía General presentó en 2021 una proposición acusatoria, reconociendo así que Áñez fue mandataria con la prerrogativa del juicio de privilegio.

Las víctimas de Senkata pidieron que el juez Amaru se declare competente para el proceso contra Áñez en la jurisdicción ordinaria y que, además, solicite al Tribunal Supremo de Justicia que le remita los antecedentes del caso. Esto bajo el argumento de que Áñez no fue presidenta constitucional y que, por lo tanto, no tendría juicio de responsabilidades.

En la audiencia, realizada de manera virtual y en reserva, el juez Amaru determinó declararse competente para el proceso y, además, conminar al Tribunal Supremo de Justicia que le remita los antecedentes, retirándose así el juicio de responsabilidades que está en trámite en la Asamblea, explicó el abogado defensor Luis Guillén.

El abogado de Añez consideró que la decisión del juez Amaru es prevaricadora. Indicó que apelaron la decisión.

Sin embargo, Guillén manifestó que aún el Tribunal Supremo de Justicia debe revisar si es competente para juzgar a Áñez y si la resolución del juez Amaru cumple la norma. De no hacerlo, el TSJ debe remitir los antecedentes al Tribunal Constitucional para que dirima este tema.

En este caso se investiga el operativo militar y policial del 19 de noviembre de 2019, cuando se pretendía custodiar la salida de combustible desde la planta de Senkata en El Alto, en medio de las manifestaciones contra la asunción de Áñez como presidenta. El saldo de aquellos hechos luctuosos fue de 10 fallecidos y más de 30 heridos. En la vía ordinaria ya están procesados integrantes de la Policía y Fuerzas Armadas, además de exministros.

Fuente: Correo del Sur

Usamos cookies propias y de terceros para ayudarte en tu navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | más información